Las 4 fuerzas globales que rompen todas las tendencias

NO ORDINARY DISRUPTION: Es hora de resetear intuiciones

El mundo está en un proceso de evolución que va a una rapidez nunca antes presenciada en la historia. Sin embargo, es posible que los próximos años se evidencien cuatro fuerzas que harán ver lo vivido como un juego de niños.

Sobre la base de años de investigación por parte del Instituto McKinsey, vio la luz el libroNo ordinary disruption”: Las cuatro fuerzas que están rompiendo todas las tendencias.

Esta referencia es una hoja de ruta para restablecer nuestra intuición de cara a las poderosas fuerzas que transforman la economía global: la subida de los mercados emergentes, el creciente impacto de la tecnología, el envejecimiento de la población mundial y la aceleración de los flujos de comercio, el capital, la gente y los datos.

Cambio

Cambio es la gran palabra de moda. En lo personal, en los negocios, todo es volátil, todo está interconectado. Nunca antes el ser humano ha tenido que presenciar una etapa de la historia en donde el cambio se geste tan rápido y, a su vez, se esparza con tal potencia afectando la vida de millones alrededor del planeta.

Está rapidez ha puesto en jaque los más estables y tradicionales modelos de negocios. También ha puesto en jaque a la inteligencia colectiva de miles de estructuras gerenciales a los que les cambian las reglas de la noche a la mañana, llegando a inducir asunción de riesgos en un mundo en donde las decisiones no dan espera

La revolución industrial de finales del siglo 18 y principios del 19 supuso una fuerza que cambió todo. Hoy en día, nuestro mundo está experimentando una transición aún más dramática debido a la confluencia de las cuatro fuerzas fundamentales – las cuales figuran entre los mayores cambios de la economía mundial que se se han visto nunca.

En comparación con la revolución industrial, se estima que este cambio está ocurriendo diez veces más rápido y en 300 veces la escala, o aproximadamente 3.000 veces el impacto. Aunque todos sabemos que estos incalculables cambios están sucediendo, la mayoría de nosotros no alcanzamos a comprender la talla de su magnitud y los efectos que darán como resultado.

En conjunto, estas cuatro tendencias disruptivas fundamentales están produciendo un cambio monumental.

1. Más allá de Shanghai: La urbanización

La primera tendencia es el cambio del foco de la actividad económica y el dinamismo de los mercados emergentes como China y para ciudades dentro de esos mercados.

Estos mercados emergentes están pasando por las revoluciones industriales y urbanas simultáneas, desplazando el centro de la economía mundial a una velocidad nunca vista.

En fecha tan reciente como el año 2000, el 95 por ciento de las mayores empresas internacionales, incluyendo Airbus, IBM, Nestlé, Shell, y The Coca-Cola Company, tenían su sede en los países desarrollados. En 2025, cuando China sea el hogar de más grandes compañías que cualquier zona de los Estados Unidos o Europa, esperamos que casi la mitad de las grandes compañías del mundo tendrán su sede en los mercados emergentes.

Casi la mitad del crecimiento global del PIB entre 2010 y 2025 provendrá de 440 ciudades en los mercados emergentes -95 por ciento de ellos-ciudades pequeñas y medianas que muchos ejecutivos occidentales no pueden siquiera, o no podrían señalar en un mapa.

Sí, con Mumbai, Dubai y Shanghai estamos todos familiarizados. Pero ¿qué hay de Hsinchu, en el norte de Taiwán? O Tianjin, una ciudad que se encuentra a unos 120 kilómetros al sureste de Beijing. En 2010, se estimó que el PIB de Tianjin era alrededor de $ 130 millones de dólares, por lo que similar al de Estocolmo, capital de Suecia. En 2025, se estima que el PIB de Tianjin superará con creces al de toda Suecia.

  1. McKinsey & Company

  2. La punta del iceberg: La aceleración del cambio tecnológico

    La segunda fuerza perturbadora es la aceleración en el alcance, la escala y el impacto económico de la tecnología. La tecnologíaha sido siempre una gran fuerza para modificar el statu quo. La diferencia hoy es la ubicuidad de la tecnología en nuestras vidas y la velocidad del cambio.

    Facebook atrajo a 6 millones de usuarios en su primer año y ese número se multiplicó 100 veces en los próximos cinco años. La adopción acelerada invita a la innovación acelerada. En 2009, dos años después del lanzamiento del iPhone, los desarrolladores habían creado alrededor de 150.000 aplicaciones.

    Para el año 2014, ese número había alcanzado 1,2 millones, y los usuarios habían descargado más de 75 millones de aplicaciones en total, más de diez por cada persona en el planeta. Tan rápido como la innovación se ha multiplicado y extendido en los últimos años, se está a punto de cambiar y crecer a una velocidad exponencial más allá del poder de la intuición humana para anticipar.

    Una edad de oro de artilugios, de la comunicación instantánea, y de la información aparentemente ilimitada. Hace veinte años, menos del 3 por ciento de la población mundial tenía un teléfono móvil.

    Ahora, dos tercios de la población mundial tiene uno, y un tercio de todos los seres humanos son capaces de comunicarse por Internet. Esto permite a las empresas como WhatsApp iniciar y ganar escala con impresionante velocidad con poco capital. El ritmo vertiginoso de adopción tecnológica y la innovación es el acortamiento del ciclo de vida de las empresas.

    McKinsey & Company ESMP

  3. El mundo envejece

    La población humana se está haciendo mayor. La fertilidad está cayendo, y la población mundial está envejeciendo de forma espectacular. Mientras que el envejecimiento ha sido evidente en las economías desarrolladas durante algún tiempo, en Japón y Rusia han visto sus poblaciones disminuyen en los últimos años, el déficit demográfico se está extendiendo a China y pronto llegará a América Latina.

    Por primera vez en la historia humana, el envejecimiento podría significar que la población del planeta se estabilizará en la mayor parte del mundo. En el año 2013, aproximadamente el 60 por ciento de la población mundial vivía en países con tasas de fecundidad por debajo de la tasa de reemplazo. Se trata de un cambio radical.

    La Comisión Europea espera que para el año 2060, la población de Alemania disminuirá en un quinto, y el número de personas en edad de trabajar caerá de 54 millones en 2010 a 36 millones en 2060. 

    En Tailandia, la tasa de fecundidad ha caído desde las 5 de la década de 1970 a 1,4 en la actualidad. El cuidado de un gran número de personas de edad avanzada ejercerá una fuerte presión sobre las finanzas públicas.

    McKinsey & Company ESMP

    4. Comercio, personas, finanzas y datos: mayores conexiones globales

    El mundo está mucho más conectado a través del comercio y por medio de los movimientos de capital, personas e información (datos y la comunicación) – lo que llamamos “fluir”.

    El comercio y las finanzas han sido durante mucho tiempo parte de la historia de la globalización, pero, en las últimas décadas, ha habido un cambio significativo. En lugar de una serie de líneas que conectan los principales centros comerciales de Europa y América del Norte, el sistema de comercio mundial se ha ampliado hacia un complejo en expansión.

    Asia se está convirtiendo en la mayor región comercial del mundo. Los mercados emergentes han duplicado su participación en el comercio mundial durante la última década. El volumen de comercio entre China y África se elevó de $ 9 mil millones en 2000 a $ 211 mil millones en 2012.

    Los flujos globales de capital se han ampliado 25 veces entre 1980 y 2007. Más de mil millones de personas cruzaron las fronteras en 2009, más de cinco veces más que en 1980. Los lazos creados por la tecnología han marchado sin interrupciones y, con el aumento de la velocidad, marcando el comienzo de una nueva fase dinámica de la globalización, la creación de oportunidades sin igual y fomentando la volatilidad inesperada.

    McKinsey & Company ESMP


    HORA DE RESETEAR INTUICIONES

    El hecho de que estas cuatro fuerzas estén sucediendo al mismo tiempo, significa que nuestro mundo está cambiando radicalmente. Esto puede causar estragos en las previsiones y planes que se hicieron simplemente extrapolando la experiencia reciente en el futuro cercano y lejano.

    Muchos de los supuestos, las tendencias y los hábitos que habían resultado tan fiables de repente han perdido gran parte de su resonancia. Nunca hemos tenido más datos y consejos en nuestras manos, literalmente.

    El iPhone o el Samsung Galaxy contiene mucha más información y potencia que el superordenador original de antaño. Sin embargo, trabajamos en un mundo en el que, incluso los pronosticadores profesionales, son capturados de forma rutinaria por sorpresa. Eso es en parte porque la intuición todavía sustenta gran parte de nuestra toma de decisiones.

    ¿Y la globalización?

    Nuestra intuición se ha formado por un conjunto de experiencias e ideas acerca de cómo funcionaban las cosas en un momento en que los cambios fueron graduales y algo predecibles. La globalización benefició, el mundo estaba bien conectado, se abrieron nuevos mercados con relativa facilidad, los precios de los recursos cayeron…

    Los mercados de trabajo funcionaban de forma bastante fiable. Pero no es así como funcionan las cosas ahora, y no es la forma en que van a trabajar en el futuro. En el nuevo mundo, los ejecutivos, los políticos, y los individuos necesitan examinar sus intuiciones a partir de primeros principios y audazmente reiniciar si es necesario. Esto es especialmente cierto para las organizaciones que han gozado de gran éxito.


    Y vosotros, ¿qué pensáis? ¿Es hora de resetear nuestras intuiciones? ¡Esperamos vuestros comentarios!

     

    ESMP escuela de negocios y moda

    Fuente: McKinsey & Company

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Habrás oído hablar de las cookies. Nosotros también hacemos uso de ellas para mejorar la comunicación con el visitante. Navegando por la web nos permite seguir usándolas, así que todos ganamos. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies